+ 34 881 998 486 Info@icoda.es

Es interesante conocer la capacidad de producción que tiene nuestra planta de biogás, bien para poder aprovechar al máximo la infraestructura o para determinar el potencial de producción de la misma. Disponer de esta información nos puede servir para evaluar el alcance al que podemos llegar en la planta o, determinando las mejoras potenciales, para realizar estudios de planificación financiera que nos ayuden a mejorar la cuenta de resultados y ser más competitivos, como por ejemplo en procesos de licitación o concursos públicos de contratación.

Sin embargo, conocer esta información no es algo sencillo ni trivial, puesto que entran en juego muchas variables como pueden ser parámetros operacionales (temperatura, agitación,…), monodigestión vs. co-digestión, tipo de residuos a tratar, pretratamiento de residuos, etc. Por tanto, para obtener una aproximación fiable del potencial máximo de producción será necesario acudir a herramientas que permitan simular el comportamiento de digestores anaerobios de forma dinámica y que contemplen todas las variables en juego.

iCODA analiza los datos actuales de la planta de biogás y determina el potencial de mejora

Gracias a nuestra herramienta Optiblender, se puede estudiar el comportamiento actual de una planta de biogás de una depuradora, industrial o agroindustrial para detectar puntos de mejora y establecer nuevos escenarios de operación que faciliten la máxima producción de biogás y/o la máxima tasa de tratamiento de residuos. En este proceso, analizamos los datos actuales de operación, como el caudal de tratamiento, temperatura, producción de biogás, estabilidad del digestato, etc. A partir de esta información, el modelo de simulación incorporado dentro de Optiblender es calibrado para reproducir el comportamiento real del digestor. Con nuestro modelo a punto, Optiblender analiza los datos operacionales y propone varios escenarios de mejora, como por ejemplo, la introducción de co-digestión o la reducción del TRH de operación, entre otras.

En todos los escenarios propuestos se analizan variables adicionales como el biogás generado y la obtención de energía que eso implica, la reducción de sólidos vólatiles y la generación de fangos en función del sistema de tratamiento de los lodos y todas las implicaciones económicas de la mejora de la planta. En relación a este último punto, si la mejora de la planta lleva asociada la instalación de nuevos equipos para realizar un proceso de co-digestión por ejemplo, se realiza un estudio financiero de la inversión para definir los escenarios que conlleven un menor impacto en la cuenta de resultados del cliente y obtener un retorno de la inversión lo más reducido posible, asegurando beneficios a corto y largo plazo.

Por tanto, iCODA y Optiblender te ayudarán a conocer las posibilidades de tu planta de biogás para marcar nuevos retos y objetivos con el fin de aprovechar al máximo los digestores anaerobios y reducir los costes de explotación.            

Share This

¡Comparte esta noticia!